Blogia
Noticiasdehistoria

Gandia rehabilita doce lápidas romanas


El municipio recupera trazos de su historia romana. El Museo Arqueológico de Gandia ha rehabilitado doce lápidas de la época del gran imperio y fragmentos de inscripciones sepulcrales sobre piedra que se han hallado en los últimos años en diferentes municipios de la Safor.

Las estelas, tanto funerarias como referentes a rituales, pertenecieron a personas de diferentes estamentos sociales, como libertos o esclavos, que estuvieron asentadas en Gandia. También hay escritos grabados que hacen referencia a advocaciones sobre los dioses romanos, como por ejemplo, a Hércules.

El director del Museu Arqueològic de Gandia (MAGa), Joan Cardona, explicó ayer que este centro cultural posee una de las mejores colecciones de epigrafía de la Comunitat Valenciana pese a que la Ciudad Ducal no era un municipio romano. “Gandia sí poseía villas romanas, pero no era una ciudad romana propiamente dicha como Dénia, en la cual no se han encontrado tantas lápidas de esta época como en Gandia”, señaló.

La mayoría de las piezas se localizaron en Gandia, alrededor del Palau Ducal e incrustadas en las murallas del siglo XIV. Cardona cree que esta situación obedece al gusto renacentista que tenían los duques Borja de Gandia de rodearse de elementos antiguos, que desempeñaban tanto un papel decorativo como de prestigio.

Otras poblaciones como Beniarjó, Ròtova, Llocnou de Sant Jeroni, Ador y Daimús también albergaban fragmentos de lápidas romanas. Estas doce piezas antiguas está previsto que se expongan en la futura sala de epigrafía romana que tendrá el MAGa.

Los trabajos de restauración se han incluido dentro del Plan de Rehabilitación del Patrimonio Artístico de Muebles 2008 de la Diputación de Valencia y han contado con una subvención económica de 14.860 euros.

Las obras de mejora también han incorporados dos piezas que no poseen inscripciones, pero que se trata de piedras romanas así como la restauración de 27 cerámicas del siglo XIV a XVI procedentes de las excavaciones realizadas por el Museo Arqueológico de Gandia en el yacimiento de la necrópolis del distrito de Benipeixcar durante los años 1991-1993.

La mayoría de ellas forman parte de una vajilla común utilizada para la cocción de alimentos y para servicio. La intención del director del Museu es dar a conocer todas estas piezas en una exposición monográfica.

Parte del montante se ha utilizado en restaurar la colección de cerámicas ibéricas procedentes de las excavaciones del hospital Sant Marc realizadas en 1986, en una necrópolis de cremación ibérica, datadas entre los siglos V-IV antes de Cristo y constituidos por piezas cerámica de ajuares funerarios, así como una espada de hierro.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres